Autor: Érase una vez Córdoba

Las leyendas de Córdoba, protagonistas en Canal Sur

Las leyendas de Córdoba, protagonistas en Canal Sur

En el último año hemos tenido el honor de ser llamados para divulgar el patrimonio cordobés en medios como Canal Viajar o Movistar Plus (puedes ver un breve muestreo aquí). Del mismo modo, Canal Sur TV contactó con nosotros hace varias semanas para  intervenir en Destino Andalucía repasando algunas leyendas locales. ¡Qué mejor forma de celebrar nuestro sexto aniversario! 🙂

Puedes ver dicho reportaje sobre Córdoba desde el minuto 15 del vídeo inferior.

Y, si quieres conocer mejor este tipo de tradiciones  no te pierdas nuestra ruta nocturna Leyendas de Córdoba 😉

La verdad del Palacio de Orive

La verdad del Palacio de Orive

Cuenta la leyenda que una maldición habría provocado la desaparición de Blanca, la hija de Carlos de Ucel, el que Teodomiro Ramírez de Arellano llamó en el siglo XIX “El corregidor de la casaca blanca”. Y que sería el fantasma de la chica el espectro que tantos afirman haber escuchado:

“(…) Varios años pasaron. Don Carlos Ucel y Guimbarda murió solo y desesperado. Desde entonces se dice que una sombra misteriosa recorre de noche toda esta casa, en la que muchos aseguran haberse asombrado, atribuyéndolo al alma de doña Blanca, que aún vaga por aquellos contornos.” (Teodomiro Ramírez de Arellano, Paseos por Córdoba).

Pero, ¿qué hay de verdad tras el relato? Descúbrelo en esta entrevista que realizamos en 2016 al genealólogo Gonzalo J. Herreros Moya (vídeo inferior).

También puedes disfrutar de este y otros mágicos relatos tradicionales en nuestra ruta nocturna Leyendas de Córdoba.

Rechaza imitaciones y descubre Córdoba con Érase una vez Córdoba 😉

Leyendas de Córdoba: la Torre de la Malmuerta

Leyendas de Córdoba: la Torre de la Malmuerta

En nuestra ciudad, uno de los lugares más identificados con la leyenda es, sin duda, la Torre de la Malmuerta. Los relatos que vinculan el nombre de la misma con un crimen se confunden y contaminan con un hecho real que ocurrió cerca de ella. Puedes separar unos de otros en este vídeo que realizamos el año pasado junto a PTV Córdoba 🙂

Te recordamos que puedes descubrir nuestras principales leyendas en nuestra ruta guiada nocturna Leyendas de Córdoba, pionera de este tipo de tours en nuestra ciudad.

¡Rechaza imitaciones y vive la magia de tu Historia con Érase una vez Córdoba! 🙂

La semana de las leyendas

La semana de las leyendas

En la primavera de 2012 fuimos pioneros en la organización de paseos nocturnos sobre leyendas cordobesas, un patrimonio poco divulgado hasta ese momento. En noviembre de 2014 comenzamos nuestros programas de actividades conmemorativos del nacimiento de Julio Romero de Torres, que incluyen diversos tipos de actividades y multitud de colaboradores. Ahora unimos ambos conceptos: la temática del primero (leyendas) con la filosofía aglutinadora del segundo, conformando así La semana de las leyendas.

Lo hacemos de la mano de Fundación PRASA (que organizará varias conferencias que indagarán en la verdad tras determinadas leyendas de Córdoba y provincia, amén de tratar algún asunto universal) y con la colaboración de entidades públicas y privadas. Nosotros organizaremos recorridos guiados sobre el tema, tanto habituales como especiales.

Muy pronto tendréis disponible el programa completo de actividades. Para no perdéroslo, podéis dejar vuestro correo electrónico en la casilla destinada a ello en la parte inferior de esta página web y lo recibiréis de forma gratuita en vuestra bandeja de entrada llegado el momento.

Mientras tanto, os recordamos que todos los sábados de enero podéis disfrutar de la ruta nocturna Leyendas de Córdoba a las 20:00 horas 🙂

¡Rechaza imitaciones y vive la magia de tu Historia con Érase una vez Córdoba! 🙂

Córdoba y Roma (III): el foro de calle Morería y el de Augusto

Córdoba y Roma (III): el foro de calle Morería y el de Augusto

Octavio, hijo adoptivo de Julio César, fue el primer emperador de Roma. Entre los títulos que acumuló estuvo, además del mencionado de Imperator, el de Augusto, que es con el que pasaría a la historia: Octavio Augusto o simplemente Augusto.

Como parte de la campaña propagandística para justificar su poder erigió un nuevo foro en la capital del Tíber, manteniendo el esquema que había empleado César en el suyo: una plaza porticada de 125 metros de largo presidida por un templo, en este caso dedicado a Marte Ultor (“vengador”). El motivo de la consagración radicaba en que Octavio había prometido construir un templo a este dios si conseguía eliminar a Bruto y Casio, asesinos de César.

Aunque parte de los restos del descomunal complejo quedan, como los de otros foros, bajo la actual Vía dei Fori Imperiali, en la imagen superior podemos apreciar que todavía se conservan importantes vestigios del templo y del muro que se construyó para separarlo del barrio que se encontraba detrás, la Suburra. De ahí que este se conozca como “muro de la Suburra”, en el que aún se puede diferenciar claramente la silueta del templo.

Por otra parte, Córdoba tenía ya un foro desde la etapa republicana; es decir, desde antes del Imperio (antes de Augusto). Ubicado en la zona de la actual intersección de las calles Góngora y Cruz Conde, se reformaría en época del propio Octavio. Ya en tiempos de su sucesor, Tiberio, se ampliaría hacia el sur (calle Morería), realizando el Forum Adiectum, hoy conocido como el Foro nuevo.

Este espacio, diferenciado por el catedrático Carlos Márquez, tuvo importantes influencias del que Augusto había levantado en Roma. El mármol utlizado, de hecho, provenía de las canteras imperiales de Carrara, demostrando la excelente relación que en aquel momento existía entre nuestra ciudad y la capital del Imperio.

Para conocer mejor este Foro nuevo de la Córdoba romana, puedes ver bajo estas líneas la entrevista al mencionado Carlos Márquez que hace unos meses coordinamos para PTV Córdoba. Y, si quieres descubrir en persona espacios similares, no te pierdas nuestra ruta Córdoba Subterránea 😉

 

Los tesoros (semi) ocultos de Cajasur

Los tesoros (semi) ocultos de Cajasur

Durante el recién terminado mes de noviembre, dentro de nuestra agenda de actividades Érase una vez Julio Romero de Torres 2017, un total de 170 visitantes han descubierto la sala Tesoros Cajasur del Palacio de Viana.

Este espacio nació en el año 2016 con la intención de acercar a la sociedad cordobesa tesoros artísticos que son propiedad de Cajasur Banco. Es decir, que no corresponden a la herencia histórica del Palacio.

Entre ellos se encuentran dos obras maestras de Julio Romero de Torres:  La Saeta y Amor místico, amor profano. El hecho de que la primera de ellas cumpla un siglo es lo que ha determinado el protagonismo de Tesoros Cajasur en el mencionado programa de actividades, habiendo supuesto no sólo las comentadas visitas, sino también, por ejemplo, que fuera utilizada para el cartel del mismo.

Pero además de las nacidas del pincel de Romero de Torres, la sala alberga otras maravillosas creaciones, como dos lienzos de Valdés Leal (uno de ellos, el famoso San Rafael que el propio Julio copiase en Poema de Córdoba), cuatro de Antonio del Castillo o La Adoriación de los Reyes de Lucas Jordán, que es la única pieza que sí corresponde a la colección del Palacio de Viana en sí.

Un espacio que, aunque no abierto al público de forma continuada, nace del deseo de divulgación cultural de Cajasur Banco y su Fundación, como lo hicieron las visitas al mismo que hemos tenido el honor de guiar todos los sábados del mes pasado.

Un espacio que, como me dijo una vez un visitante, es una enorme suerte que tengamos en Córdoba.

Podéis conocerlo en la web del Palacio de Viana o el segundo episodio de los minidocumentales sobre Julio Romero de Torres que realizamos el año pasado junto a PTV Córdoba:

San Rafael y Romero de Torres: Córdoba al cuadrado

San Rafael y Romero de Torres: Córdoba al cuadrado

San Rafael Arcángel, Custodio de Córdoba cuya festividad celebramos el 24 de octubre, fue llevado a lienzo por nuestro más insigne artista, Julio Romero de Torres, quien nació también en fechas que nos son cercanas: un 9 de noviembre.

Podría ser este un cuadro más de los muchos que el pintor dedicase a representar la dualidad del amor (el sacro/divino frente al carnal/profano). Pero hay una serie de cuestiones, en su mayoría de cariz sensual, que lo hacen destacable. Algunos son:

–  El homenaje a la platería cordobesa a través del pedestal sobre el que se sitúa el Arcángel.

– La extraña (por indecorosa) sensualidad que también desprende el personaje que representaría al amor sacro (mujer de negro).

– La posibilidad de que su postura respecto al Arcángel, como se ha llegado a plantear, tenga connotaciones eróticas.

– La androginia del cuerpo de San Rafael (evidente no solamente en sus facciones, sino también en su cabello y, sobre todo, sus senos), que se ha querido explicar como una plasmación de la “androginia divina”. De hecho, para él utilizó una modelo.

Pero con erotismo o sin él, más allá de estos detalles y de cualquier hipótesis sobre los mismos, la obra resulta especial porque San Rafael y Julio Romero son dos de los elementos culturales más característicos y diferenciadores de nuestra ciudad. Por eso, unirlos supone una mezcla que multiplica lo cordobés.

Unidos son Córdoba al cuadrado.

Teo Fernández Vélez

Descubre el programa de actividades de Érase una vez Julio Romero de Torres 2017 (mes de noviembre) haciendo click aquí.

Vídeo en el que Mercedes Valverde, Directora del Museo Julio Romero de Torres, comenta esta obra:

Presentación Érase una vez JRT 2017

Presentación Érase una vez JRT 2017

El pasado martes tuvo lugar, en el Palacio de Viana, de la presentación de  Érase una vez Julio Romero de Torres 2017 (“El mes de Julio Romero de Torres“), programa de actividades conmemorativo de las fechas del nacimiento de Julio Romero de Torres (9 de noviembre) y de la inauguración de su Museo (23 de noviembre) que desde Érase una vez Córdoba impulsamos y coordinamos todos los años.

En el acto se celebró en el Salón de los Tapices del Palacio de Viana debido a que La Saeta, obra propiedad de Cajasur y que se encuentra en dicho Palacio, cumple un siglo. Por ello ha sido la elegida para el cartel y la foto “protocolaria” tuvo lugar junto a la misma (imagen superior).

Ángel Cañadilla, Director de Fundación Cajasur, destacó que Palacio de Viana ha participado en estas agendas de actividades desde que comenzasen en 2014. Salvador Blanco (Vicepresidente de Diputación), María Luisa Rodas (Concejala Delegada de Patrimonio Histórico y Mujer del Ayuntamiento de Montilla) y David Luque (Concejal Delegado de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba) reflexionaron sobre la importancia de la colaboración público-privada, de la que este proyecto es un ejemplo.

Por su parte, Teodoro Fernández, Director de Érase una vez Córdoba, recordó que este programa no sería posible sin la participación desinteresada de las entidades colaboradoras. Este año, además de las ya mencionadas, son: Córdoba Ciudad Mundo (UCO), Fundación PRASA, Mercado Victoria, AEHCOR, Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses y Urban Sketchers Córdoba.

Puedes ver la agenda completa aquí.

 

Microdocumentales Julio Romero de Torres

Microdocumentales Julio Romero de Torres

En otoño del año pasado realizamos, junto a PTV Córdoba y con la colaboración de diversas personas e instituciones vinculadas al universo Romero de Torres, una serie de cuatro breves documentales sobre el pintor. Fueron estrenados en el mes que anualmente dedicamos al artista cordobés (noviembre) y volvemos a compartirlos con vosotros coincidiendo con que ya nos encontramos en la cuenta atrás para “Érase una vez JRT 2017”. Esperamos que os gusten 🙂

La Virgen de la Fuente Santa

La Virgen de la Fuente Santa

Copatrona de Córdoba desde 1994, Nuestra Señora de la Fuensanta aglutina algunas de las más curiosas tradiciones de nuestra ciudad. Y se celebra el 8 de septiembre, como tantas otras Vírgenes, por considerarse la fecha del nacimiento de María. Pero mucho antes de las mencionadas tradiciones, como la “campanita”, la velá o el famoso “caimán“, hubo un origen de la Virgen de la Fuensanta “en sí”:

Una madrugada del s. XV, Gonzalo, un cordobés cualquiera, paseaba desvelado pensando en las enfermedades que afligían a su mujer y a su hija. De repente, contempló a tres místicas figuras que se le acercaban. Resultaron ser una Virgen flanqueada por los patrones de la ciudad, San Acisclo y Santa Victoria. La primera indicó a Gonzalo que debía dar de beber a su mujer e hija agua del manantial que brotaba al pie de una higuera que se encontraba en la entonces llamada Huerta de Albacete, a las afueras de la ciudad, más allá de la Puerta de Baeza. Gonzalo siguió estas intrucciones y, efectivamente, ambas sanaron, lo que provocó que en Córdoba empezase a hablarse de la “Fuente Santa” y muchos recurrieran a sus propiedades curativas.

Décadas después, un ermitaño que había sido también ayudado de forma milagrosa por esas aguas, tuvo en sueños la aparición de esa misma Virgen, que le indicaba que debía mirar dentro del tronco de la higuera, pues allí encontraría una Madre de Dios. Lo hizo y comprobó que, efectivamente, en el interior del árbol había una pequeña talla (este es un hecho recurrente en muchas leyendas peninsulares debido a que durante algunos períodos de dominación islámica se escondieron los símbolos cristianos en árboles y cuevas para protegerlos). Y esa, según la tradición, es la pequeña y dulce talla que hoy en día (especialmente el 8 de septiembre) se venera en el Santuario.

Teo Fernández Vélez
(Texto registrado)

Si quieres conocer el resto de  mágicas tradiciones de nuestra ciudad, no te pierdas la ruta nocturna Leyendas de Córdoba.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas. También puede eliminarlas o desactivarlas. Tiene más información en política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies