La Plaza del Potro y la (antigua) Plaza del Ángel

La Plaza del Potro y la (antigua) Plaza del Ángel

El triunfo de San Rafael que hoy contemplamos en la Plaza del Potro se encuentra allí desde hace menos de un siglo. Concretamente, desde 1924, siendo su traslado a este lugar la última de las grandes alteraciones sufridas por el cervantino espacio. Debemos recordar que en la Edad Media era más cuadrado, ya que se cerraba por el lado sur con la actual calle Lucano, y que fue a finales del siglo XV cuando se construyó en su lado oriental el Hospital de la Caridad, que redujo considerablemente el tamaño de la plaza.

Siglos después, en el XIX, comenzó otra batería de modificaciones: a mitad de la centuria, en el edificio del Hospital se instalaría el museo que fue germen del Museo de Bellas Artes. Además, la fuente del Potro se trasladaría desde el lado sur de la plaza (donde hoy se encuentra el mencionado triunfo de San Rafael) a su ubicación actual. En 1903 se alargaría eliminando las construcciones que la separaban del río. Y en 1924 se trasladó el San Rafael.

Pero, como hemos dicho, no se realizó en ese momento, sino que se trasladó allí. Entonces, ¿dónde estaba antes?

Existe en Córdoba una plaza que todos conocemos por el nombre del templo cristiano que la preside. Pero su nombre real es otro: Plaza San Ignacio de Loyola. Y su nombre antiguo “Plaza del Ángel”. Me refiero a la plaza donde se encuentra la fachada principal de la Colegiata de San Hipólito. Aquel nombre antiguo, que, como se observa en la imagen, todavía se mantiene indicado junto al oficial, se debe a que era este el lugar en el que había estado originalmente ese monumento a nuestro Arcángel. Curiosamente, antes de las mencionadas nomenclaturas (esto es, antes de existir este Triunfo) sí se llamaba Plaza de San Hipólito.

Teodomiro Ramírez de Arellano lo relata perfectamente en su Paseos por Córdoba (cuando el monumento se encontraba aún en su ubicación original):

“…Salimos a la plazuela del Ángel, donde está la puerta principal de la excolegiata del San Hipólito, que le dio nombre hasta 1772, en que erigieron el triunfo que aún existe, dedicado a San Rafael, en el único ángulo sin salida (…) Este sencillo y precioso monumento era obra del escultor francés don Miguel Verdiguier, morador en una de las casas de la plazuela (…) En el archivo municipal vemos que dicho artista solicitó en 2 de mayo de 1768 que se le concediese por el Ayuntamiento el terreno necesario en la plazuela (…)”

Cabe recordar que Miguel Verdiguier había ya realizado el monumento a San Rafael junto al puente romano por encargo del Cabildo Catedralicio. Pero lo más curioso es lo que Ramírez de Arellano afirma después sobre el triunfo vecino a San Hipólito:

“Tanto por el Ayuntamiento como por particulares se ha pensado muchas veces en la restauración de este monumento, trasladándolo a la vez a un punto donde luciera y sirviese para embellecerlo (…) Nada se ha hecho y mucho tememos que el tiempo destruya aquella obra sin que se utilice en parte alguna”.

Pues unas décadas después se cumplió el deseo de don Teodomiro: en la mencionada fecha de 1924, se trasladó, como hemos comentado, a la Plaza del Potro, donde luce orgulloso y donde quizá, quién sabe, añora aquella otra plaza que un día tuvo su nombre 🙂

Recuerda que puedes conocer mágicas historias de nuestra ciudad (como las tradiciones vinculadas a San Rafael) y otras curiosidades con la ruta nocturna Leyendas de Córdoba o el resto de nuestras visitas guiadas.

O puedes dejar tu correo electrónico en nuestro formulario de suscripción (aquí o al pie de la web) y recibirás periódicamente nuestros boletines de forma gratuita.

Rechaza imitaciones y descubre Córdoba con Érase una vez Córdoba 😉

Teo Fernández Vélez ©

(Texto registrado)


Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas. También puede eliminarlas o desactivarlas. Tiene más información en política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies